Menú

35 horas: el Tribunal Constitucional abofetea a la Junta en la cara de los profesores

APIA exige una respuesta urgente a la Consejería para que dé forma y “sin ocurrencias” a un horario de los docentes de 18 horas de clase semanales dentro de lo que establece la legalidad.

Sevilla, 20 de Diciembre de 2017.- Desde APIA no hemos dejado de avisar a todos los profesores andaluces de cuál iba a ser el destino de vincular la recuperación de las 18 horas lectivas semanales en los institutos con el empeño unilateral de la Junta de Andalucía de devolver, por su cuenta y riesgo, la jornada semanal de 35 horas a los funcionarios andaluces. El Decreto-Ley 5/2016 de 11 de octubre del Gobierno andaluz, redactado con la colaboración de los sindicatos CCOO, CSIF y UGT, disponía que “el restablecimiento de las 18 horas de la parte lectiva de la jornada semanal del personal docente [de secundaria] se llevará a cabo reduciendo una hora lectiva en el curso escolar 2017-2018 y otra hora en el curso escolar 2018-2019” una referencia extemporánea en una ley condenada al fracaso cuyos efectos hemos conocido hace unos días: el Tribunal Constitucional, tras haber admitido a trámite el pasado verano el recurso del Gobierno del Estado contra el citado Decreto y suspendido cautelarmente sus efectos, lo anulaba definitivamente en su última sesión plenaria. De este modo, estrellado el nefasto vehículo legal de nuestra recuperación de las 18 horas lectivas, nos queda volver a subirnos a la guagua del Real Decreto 14/2012 de medidas urgentes de racionalización del gasto educativo, que dispone un mínimo de 20 horas lectivas.

De manera que tras tres cursos de promesas y maniobras dilatorias, la torpeza de la Consejería de Educación y sus sindicatos de cámara nos devuelve de un puntapié a la casilla de salida. De nada ha servido que desde APIA hayamos clamado desde un principio por una vuelta legal a las 18 horas lectivas, sin maridajes de conveniencia con una jornada de 35 horas que, además, según los planes de la Consejería se nos iba a implementar a costa exclusivamente del horario de libre disposición, quedándonos por ver qué será de nuestros horarios el curso que viene –el de la presunta recuperación definitiva de las 18 horas– si en el actual, con 19, navegamos en la alegalidad. En este contexto, lo mínimo que desde APIA exigimos es una respuesta urgente de la Consejería de Educación para que de una vez dé forma legal sin necias ocurrencias a un horario del profesorado andaluz que, sin colisionar con leyes de rango superior, nos sitúe en 18 horas de clase semanales.

Versión para imprimir.