Menú

Acuerdo definitivo del "Concursillo".

La Consejería de Educación ha alcanzado un acuerdo definitivo en la Mesa Sectorial sobre el Concursillo. La presión ejercida desde distintas fuentes, entre las que ha destacado APIA, ha obligado a la Consejería a rectificar los criterios arbitrarios que se habían introducido en los borradores anteriores (límite de kilómetros, años de permanencia en el destino definitivo) y acercarse más al modelo de concursillo que desde APIA hemos venido reclamando. Así, las condiciones que finalmente van a estar vigentes serán: 

  • haber participado en el Concurso de Traslados y no haber renunciado (excepcionalmente el primer año de implantación del Concursillo no se va a exigir este requisito). 
  • solicitar puestos de trabajo de las mismas características del puesto de su destino definitivo, excepto los del mismo municipio. 
  • no podrá participarse en el Concursillo más de 6 cursos consecutivos (en cuyo caso habrá que permanecer un curso en puesto definitivo). 

Aunque APIA no comparte el procedimiento de negociación seguido, consistente en lanzar globos sonda para pulsar el ambiente, no podemos sino mostrar una satisfacción moderada con este modelo que facilita la movilidad del profesorado para ayudar a la conciliación de la vida laboral y familiar. Sin embargo, dos aspectos nos invitan a la precaución todavía. En primer lugar, conociendo cómo funciona la Consejería, habrá que realizar un seguimiento exhaustivo de la implementación práctica de este modelo. En segundo lugar, limitar la participación a 6 cursos sigue siendo un criterio tan arbitrario como otros de los anunciados y finalmente retirados, teniendo en cuenta que ya se está vinculando la participación en el concursillo a la no obtención de plaza en el Concurso General de Traslados. 

Finalmente, vamos a seguir insistiendo en la necesidad de incrementar la transparencia y suprimir cualquier limitación arbitraria y discriminatoria, así como en estabilizar las plantillas con un Concurso de Traslados que cuente con una oferta suficiente de plazas (no como este año) que garantice la movilidad pero ofreciendo estabilidad y garantías al profesorado. Y entre esas garantías no vamos a dejar de reclamar que ANTES del Concurso de Traslados, se publiquen todas las plazas vacantes reales para dejar de concursar a ciegas y empezar a concursar sin ocultismo y con transparencia.