Menú

APIA reclama que no se deje morir en las aulas el estudio de las lengua clásicas

​El sindicato de profesores de Secundaria encabeza la defensa del Latín y del Griego en los institutos ante la desaparición de esas materias en algunos de ellos.

Sevilla, 13 de Diciembre de 2017.- APIA, la Asociación de Profesores de Institutos de Andalucía, no está dispuesta a consentir que las lenguas clásicas desaparezcan de las aulas andaluzas, como está ocurriendo en centros como el IES Abdera de Adra en la provincia de Almería.  Hay que recordar que en ese instituto se ha suprimido la materia de Griego I como enseñanza impartida, pese a que algunos de sus alumnos de la rama de Humanidades, un total de siete, sí querían cursarla en el centro de esta provincia andaluza.  De esta manera, se han incumplido normativas como el artículo 12.1, que se refiere a la oferta educativa y a las condiciones para la impartición de las mismas, contenidas en la Orden de 14 de julio de 2016 que incluso sanciona la Junta. En ella, se indica que “las materias troncales de opción, las materias específicas y las materias incorporadas al bloque de asignaturas de libre configuración autonómica se impartirán siempre que el número de alumnos y alumnas que las soliciten no sea inferior a quince. No obstante, estas materias se podrán impartir a un número inferior de alumnos y alumnas cuando esta circunstancia no suponga incremento de la plantilla del profesorado del centro”. Precisamente, éste es el caso del instituto almeriense en cuestión.

Los docentes andaluces lamentan el trato que se está propinando a las lenguas clásicas, “a las que parece que se está menospreciando en algunos centros, porque el caso del instituto de Adra no es aislado”, señalan desde el sindicato. De hecho, de esta manera se está también limitando el porvenir de algunos estudiantes andaluces que en un futuro no muy lejano podrían cursar una Filología. Sobre este aspecto han hecho hincapié distintos departamentos de Lenguas Clásicas de varias universidades de la comunidad autónoma andaluza como la Hispalense, la Universidad de Córdoba y la de Granada, así como la Federación de Estudios Clásicos donde se concentran muchos profesionales de estas especialidades. 

Cabe destacar que este tipo de prácticas se perpetran con frecuencia, “configurando marcados itinerarios para perjudicar alevosamente a determinadas materias, sin causa alguna que lo justifique, en una muestra de pura arbitrariedad”, denuncian los docentes. Toda esta maniobra supone para los profesores afectados, y  en no pocas ocasiones, desplazamientos de sus centros de origen, no sólo a otros de la localidad, sino a algunas colindantes para que de esta manera completen su horario.

Desde APIA consideramos que toda comunidad que menosprecia sus orígenes, difícil lo tendrá para enfrentarse a los retos en el camino que tiene por delante. No se pueden perder los referentes de la noche a la mañana y más aún cuando la cultura grecolatina es el pilar fundamental de disciplinas relativas al Derecho, a la Lingüística y el resto de idiomas e incluso vinculado a la Farmacia y a la Biología. Sorprende desagradablemente que “de un plumazo y saltándose las normas a la torera” se traten de borrar del itinerario elegido por un alumnado que tiene estas inquietudes y “más aún cuando el coste para asumir estas disciplinas en los centros es cero, al haber profesionales de estas disciplinas en los centros educativos”. Desde el sindicato andaluz de profesores esperamos que “se vuelva a la senda de la cordura y no se dé de lado no sólo a una materia, sino a los valores que de ella pueden emanar, valores necesarios para una sociedad que en ocasiones adolece de sus carencias”.

Versión para imprimir.