Menú

APIA recurre la concesión de dos liberados a tiempo completo hecha a cinco sindicatos para el proceso electoral del próximo diciembre

El colectivo de profesores de instituto ha presentado el recurso por vulneración de derechos fundamentales contra una instrucción de la propia Junta que ni siquiera ha publicado en BOJA. Los beneficiados son CSIF, CCOO, ANPE, UGT y USTEA.

Sevilla, 29 de Octubre de 2018.- La Asociación de Profesores de Instituto de Andalucía (APIA) acaba de presentar RECURSO contencioso-administrativo, por VULNERACIÓN DE DERECHOS FUNDAMENTALES, contra la instrucción de 1 de octubre, de la Viceconsejería de Educación (que ni siquiera se ha publicado en BOJA), mediante la cual ha otorgado GRACIOSAMENTE a los cinco SINDICATOS PROMOTORES de las próximas elecciones sindicales previstas para el 4 de diciembre (CSIF, CCOO, UGT, ANPE y USTEA) dos liberados a tiempo completo durante los dos meses que dura el proceso electoral. En total, 16 por cada una de estas organizaciones sindicales (80 en cómputo global en toda la comunidad). El pretexto utilizado para justificar semejante dádiva se vincula a la posibilidad de que dicho personal asista técnicamente a las mesas electorales coordinadas de cada provincia. 

Contra semejante DESPROPÓSITO se alza contundente toda la REGLAMENTACIÓN LEGAL que regula los procesos electorales a las Juntas de Personal Docente de la enseñanza no universitaria. Así, la Orden de 28 de enero de 2003, que concreta con singular precisión el régimen de “permisos” relacionados con el proceso electoral, contempla la concesión de un PERMISO A MIEMBROS DE LOS SINDICATOS PROMOTORES, PERO ÚNICA Y EXCLUSIVAMENTE, PARA ASISTIR, EN CASO DE SER INVITADOS POR LAS DISTINTAS MESAS ELECTORALES COORDINADORAS, A LAS REUNIONES QUE DICHOS ÓRGANOS pudieran llevar a cabo. Permiso que ha sido convertido por la Consejería, contra legem, en una liberación a jornada completa de dos miembros de los referidos sindicatos y durante todo el proceso electoral (dos meses), como si dichas mesas estuvieran permanentemente reunidas (desde el día 5 de octubre hasta el 4 de diciembre), algo que, como es notorio, no se ajusta en modo alguno a la realidad de los hechos. 

Los ÚNICOS PERMISOS A JORNADA COMPLETA (vinculados a los miembros de los sindicatos) contemplados en la Orden de 28 de enero de 2003, se corresponden con los denominados “LIBERADOS DE CAMPAÑA”, uno por cada candidatura presentada (de TODAS LAS ORGANIZACIONES SINDICALES o agrupaciones de electores) y SOLO PARA LAS DOS SEMANAS que dura aquella (no dos meses). El PERMISO, en todo caso PARCIAL, que la Orden recoge para que los sindicatos promotores puedan asistir técnicamente, en su caso, a las reuniones de las distintas mesas electorales coordinadoras ha de IMPUTARSE sin ninguna duda al supuesto descrito en el ARTÍCULO 48 C) DEL REAL DECRETO LEGISLATIVO 5/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto Básico del Empleado Público, sin necesidad de crear ex novo, de forma arbitraria e injustificada, un nuevo permiso carente de sustento legal alguno. Más aún, el Real Decreto 1846/1994, de 9 de septiembre (por el que aprueba el Reglamento Electoral), en su artículo 9.3, dispone que las mesas electorales coordinadoras podrán estar asistidas técnicamente por UN REPRESENTANTE de cada uno de los sindicatos que tengan capacidad para promover elecciones, NO POR DOS, como arbitrariamente ha dispuesto la Viceconsejería en un gesto de exacerbada generosidad hacia los sindicatos promotores.

Esta DÁDIVA, porque solo así puede ser calificada, concedida GRACIOSAMENTE por la Viceconsejería a los SINDICATOS PROMOTORES, distorsiona por completo el proceso electoral, ATENTANDO de forma clara y patente contra el principio de IGUALDAD y NO DISCRIMINACIÓN del artículo 14º de nuestra Constitución, al suponer la concesión de una VENTAJA INJUSTIFICABLE A LAS ORGANIZACIONES SINDICALES PROMOTORAS respecto del resto de sindicatos o agrupaciones de electores, en su caso, que tienen previsto presentarse a las próximas elecciones sindicales. 

De igual forma, el trato discriminatorio dispensado por la Consejería a las diferentes organizaciones sindicales conculca de manera flagrante el DERECHO FUNDAMENTAL A LA LIBERTAD SINDICAL, también consagrado en nuestra Carta Magna, al suponer de hecho una INTROMISIÓN ILEGÍTIMA en el proceso electoral, de acuerdo con lo prevenido por el art. 13 de la LEY ORGÁNICA, de 2 de agosto, DE LIBERTAD SINDICAL, que considera lesivo para la libertad sindical cualquier acto de injerencia consistente en sostener económicamente o de cualquier otra forma a los sindicatos con un propósito de control. 

La INTROMISIÓN en el proceso electoral por parte de la Viceconsejería, CONCEDIENDO LA DÁDIVA ANTES INCLUSO DE QUE LAS DISTINTAS MESAS COORDINADORAS SE HUBIERAN PRONUNCIADO POR PERMITIR EL ACCESO del representante de cada uno de los sindicatos promotores a sus reuniones, ha supuesto, de hecho, la ATRIBUCIÓN ILEGAL a dichos representantes de la CONDICIÓN DE MIEMBROS NATOS de las respectivas MESAS (cuando es evidente que no lo son, a tenor de lo dispuesto en el referido reglamento electoral), lo cual explicaría su AUTOINVITACIÓN al acto de constitución de las mesas electorales coordinadoras de cada unidad electoral (provincia) sin que mediara permiso previo por parte de estas últimas. De hecho, NINGÚN ACTA DE CONSTITUCIÓN DE LAS CITADAS MESAS COORDINADORAS, EL PASADO 5 DE OCTUBRE, CONTIENE ACUERDO ALGUNO DE SUS MIEMBROS PARA PERMITIR EL ACCESO DE LOS REPRESENTANTES DE LOS SINDICATOS PROMOTORES, como asistentes técnicos, a este acto y a las posteriores reuniones de dicho órgano.

Versión para imprimir.

TELEPRENSA se ha hecho eco de esta nota de prensa.