Menú
Suscribirse a RSS - Colaboraciones

Colaboraciones

Inmersiones lingüísticas, revueltas sociales y carencias formativas

El convulso comienzo de curso escolar 2013 – 2014 parece no tener fin. El cóctel explosivo de restricciones presupuestarias, aumento de horas lectivas, recortes salariales, precariedad laboral y despotismo burocrático ha generado un sordo malestar que solo en comunidades como las Islas Baleares se ha traducido en una formidable huelga general de la enseñanza. La reciente aprobación en “sede parlamentaria” de la denostada LOMCE ha venido a echar más leña al fuego de la insatisfacción y malestar docente.

Contra las "pruebas de diagnóstico"

Ante el malestar que siempre generan la Pruebas de Evaluación de Diagnóstico, incrementado este año por su filtración a través de internet sin que por ello la Consejería de Educación haya tomado ninguna medida, los profesores del claustro de I.E.S.

La LOMCE: razones y sinrazones

La reciente aprobación por el Consejo de Ministros de la LOMCE ha suscitado un amplísimo rechazo, pero las razones aducidas deben ser convenientemente sopesadas, porque no todo lo que impone esta ley es material averiado.

Otra educación sigue siendo posible (y necesaria)

El principal problema de este país es la educación: el desprecio por los valores del trabajo y el conocimiento y la falta de respeto por quienes tratan de inculcarlos” (Javier Cercas).

Y también son posibles y necesarias respuestas como las de los profesores y padres de alumnos que se niegan a formar parte del simulacro de pruebas de diagnóstico en 4º de primaria y 2º de ESO de la Consejería de Educación andaluza.

Otra educación es posible (y necesaria)

He dejado transcurrir dos meses desde la publicación de los escalofriantes resultados de las pruebas para acceder al cuerpo de maestros de la Comunidad de Madrid, en noviembre de 2011. Recuerdo: el 86% de los 14.110 aspirantes suspendieron la llamada prueba de conocimiento, que incluía preguntas del nivel de 6º de primaria (niños y niñas de 12 años), con respuestas tan precisas como que “el caracol es un crustáceo” o “la gallina es un mamífero”.