Menú

Educación coloca de forma ilegal a casi 340 maestros en centros de Secundaria

APIA, que sigue en la defensa de los docentes de Secundaria, ha recurrido ante el Supremo una sentencia sobre las oposiciones de los maestros de 2015 por la oferta de plazas para este colectivo de 1º y 2º de ESO en institutos andaluces.

Sevilla, 25 de Septiembre de 2016.- La Consejería de Educación ha vuelto a birlar casi 340 puestos de Secundaria sin pudor alguno. Lo hace además a sabiendas de que esta maniobra es completamente ilegal, algo que ya ha llevado a los tribunales la Asociación de Profesores de Instituto de Andalucía (APIA) en más de una ocasión. De hecho, en este curso que apenas acaba de arrancar, nuevamente maestros han sido adscritos a institutos andaluces. En concreto, se trata de 68 de la especialidad de Educación Física; 81 de Francés; 130 de Inglés y 58 de Música. Otra vez son puestos escamoteados a los profesores que verán cómo están colocados en las bolsas de trabajo para poder comenzar a trabajar (y eso si tienen suerte y se cubren vacantes cuanto antes). 

APIA ha denunciado más de una vez agravios de este tipo en los tribunales. Son varios los frentes que están abiertos en ese sentido. Actualmente, se está a la espera de que se resuelva en casación un recurso contra la orden de oposiciones de maestros del año 2015 por incluir plazas que no eran correspondientes a este cuerpo, sino al de Secundaria. El Alto Tribunal andaluz desestimó el recurso alegando “falta de legimitación ad causam”, dado -dice el ponente- que tras la adjudicación de destinos ninguno de ellos ha recalado en un instituto, “conllevando, a su juicio, pérdida sobrevenida de objeto”. No obstante, el colectivo de profesores de instituto de Andalucía considera que ese derecho se sigue vulnerando y ha presentado el citado recurso de casación al Tribunal Supremo.

Asimismo, en una de las últimas demandas interpuestas por vulnerar los derechos de los docentes que representa APIA, la propia Consejería ha eludido justificar la creación contra legem de líneas de 1º y 2º de ESO en colegios de Infantil y Primaria (CEIP), así como en Colegios Públicos Rurales (CPR). De hecho, Educación ha creado recientemente siete líneas de cada uno de esos niveles en seis CEIP y un CPR. El asunto se encuentra actualmente en fase de alegaciones en el TSJA. 

Desde el colectivo de profesores se recuerda que el artículo 111 de la Ley Orgánica 2/2006, de Educación, es “taxativo” a la hora de establecer las enseñanzas que pueden ofrecerse en los distintos tipos de centro docente: “los centros públicos que ofrecen enseñanza infantil se denominarán escuelas infantiles, los que ofrecen educación primaria, colegios de educación primaria, los que ofrecen educación secundaria obligatoria, bachillerato y formación profesional, institutos de educación secundaria”. Apostillamos, “los centros públicos que ofrecen educación infantil y educación primaria se denominarán colegios de infantil y primaria”; dejando a criterio de las distintas Administraciones Educativas la posibilidad de crear otros centros públicos que puedan agrupar las enseñanzas de forma distinta. Sin embargo, la Sra. Consejera, Adelaida de la Calle, sin haber dictado decreto alguno de creación de centros de educación Infantil, Primaria y 1º y 2ºde Secundaria obligatoria ha procedido a crear unidades de 1º y 2º de la ESO, de forma completamente irregular, centros que se suelen denominar Semi-D, a sabiendas de su manifiesta imposibilidad legal. 

Desde el colectivo de profesores se recuerda que “los únicos maestros autorizados ‐de manera extraordinaria e indefinida, hasta su jubilación‐ para impartir docencia en los cursos 1º y 2º de la ESO son los que reguló en su día la Disposición Transitoria Cuarta de la LOGSE, que fueron “adscritos” dentro de los diez años posteriores a la entrada en vigor de dicha ley orgánica (hasta octubre de 2000), mediante el Decreto 154/1996, de 30 de abril, e imparten docencia en los Institutos de Educación Secundaria, no en los CEIP. Con posterioridad no ha habido ningún otro proceso extraordinario de adscripción, por lo que la ocupación de vacantes de profesorado de 1º y 2º de la ESO en los CEIP y CPR por funcionarios del cuerpo de maestros (no adscritos legalmente a la enseñanza secundaria, como ha quedado de manifiesto) vulnera de forma flagrante la legislación en vigor.

Versión para imprimir.

EUROPA PRESS se hace eco de esta nota de prensa.