Menú

El "Concursillo": nueva vuelta de tuerca

La Consejería de Educación ha presentado un segundo borrador del Concursillo, en el cual desaparecen los límites arbitrarios que aparecían en el primer borrador referidos a los años de permanencia en el puesto para poder participar, en el caso de funcionarios de carrera con destino definitivo. A cambio, aparece un nuevo límite, no menos arbitrario, referido a la distancia, de modo que no se podrá participar para acceder a puestos que estén a menos de 50 kilómetros del destino actual.

Desde APIA, en cambio, defendemos un proceso distinto al presentado. Defendemos un proceso limpio y justo en el que todos los funcionarios con destino definitivo puedan participar –voluntariamente– con la puntuación obtenida en el concurso de traslados previo en el que no obtuvieron vacante. Nuestra propuesta es que se utilice el mismo baremo que en el Concurso General de Traslados, puesto que nos tememos que utilizar un baremo sui generis en un procedimiento de provisión de vacantes acabará sustituyendo a un cada vez más mermado Concurso de Traslados adentrándose en el terreno de la arbitrariedad y lesionando el principio de igualdad. APIA no va a permitir que se precarice la estabilidad de las plantillas con Concursos de Traslados escuálidos (basta ver las vacantes ofertadas este mismo curso) y Concursillos arbitrarios hipertrofiados. 

Versión para imprimir.