Menú

La Consejería ofrece a la Mesa Sectorial de Educación un "concursillo" que discrimina a los docentes

La Consejería de Educación ha ofrecido a los sindicatos integrantes de la Mesa Sectorial educativa el borrador de la nueva Orden que regula los procedimientos de provisión de puestos de trabajo docentes con carácter provisional y por razones de violencia de género.

Sobre el asunto que nos ocupa, el concursillo, desde APIA expresamos nuestro abierto rechazo a un modelo de provisión que discrimina a los docentes según la antigüedad que lleven en sus centros respectivos. Efectivamente, el borrador añade un artículo 12bis que da cabida al concursillo, pero sólo de aquellos funcionarios que hayan obtenido destino forzoso y no lleven más de seis años en dicho puesto; para aquellos que lo hubiesen obtenido con carácter voluntario, la restricción aumenta: no pueden llevar más de cuatro años ocupando ese puesto.

¿A quién beneficia semejante modelo de concursillo? Porque desde luego es fácil percibir que discrimina a la mayoría de los funcionarios docentes, a quienes la Consejería excluye. Quizás alguien debiera explicar en la Mesa Sectorial que el que un funcionario lleve más de cuatro años en su puesto no es necesario indicio de lo satisfecho que en él se encuentra, sino de la cada vez más indigente oferta de plazas de los últimos concursos de traslados.

Desde APIA proclamamos que este no es nuestro concursillo, ni el de la inmensa mayoría de los docentes. Queremos un concursillo al que puedan acceder todos los funcionarios docentes con destino definitivo y que no hayan obtenido plaza en el Concurso de Traslados inmediato. Con transparencia y sin discriminaciones.

Versión para imprimir.