Menú

Los profesores andaluces rechazan las pruebas extraordinarias en junio

Los profesores andaluces rechazan las pruebas extraordinarias en junio

Como hace días dimos a conocerel motivo fundamental del nuevo Decreto de Bachillerato es trasladar a junio las evaluaciones extraordinarias de septiembre, adelantando consigo todo el repertorio de actuaciones evaluadoras y administrativas que las acompañan, tanto para el Bachillerato como para la Enseñanza Secundaria Obligatoria, y en una fecha tan cercana como el curso 2020-2021.

Para los alumnos se acorta el tiempo de desarrollo de los temarios y se priva a los suspensos de un margen temporal eficaz con que acometer la recuperación en las pruebas extraordinarias, sustituido por un ridículo “plan individualizado”, por no hablar del aumento del absentismo y de la indisciplina durante esos días; para los profesores, se amontona en un mes tradicionalmente recargado de tareas burocráticas, exámenes y evaluaciones las tareas burocráticas, exámenes y evaluaciones hasta ahora realizadas durante la primera semana de septiembre, un verdadero despropósito que conducirá ineludiblemente a que, además de comenzar las clases una semana antes, estemos el mes de julio atendiendo reclamaciones y asistiendo a todas esas actividades antaño realizadas durante la última semana de junio. Eso sí, los rectores de Universidad estarán muy agradecidos al señor Imbroda por los servicios prestados a sus intereses.

Se argumenta desde la Consejería que esta medida equipara a Andalucía con lo que ya se viene haciendo en otras Comunidades Autónomas, eso sí, sin valorar la dudosa eficacia que allí ha mostrado; desde APIA respondemos al señor Imbroda y a sus asesores áulicos que si se trata de equipararnos con otras CCAA, que empiecen por la equiparación salarial –siendo como somos de los docentes públicos peor pagados de España– y sigan a continuación con ajustar nuestros tramos horarios de clase desde nuestros 60’ a los 55’ o 50’ que tienen prácticamente en todo el resto del país.

APIA ya ha presentado sus alegaciones al proyecto de Decreto planteando dejar los calendarios de junio y de septiembre tal como están, en tanto se reflexiona una mejora de los tiempos docentes que responda con eficacia a los verdaderos intereses de toda la comunidad educativa; el profesorado andaluz también puede aún presentar sus propias alegaciones a este despropósito mediante el siguiente modelo, a dirigir vía registro a la Dirección General de Ordenación y Evaluación Educativa de la Consejería.

PARTICIPA Y QUE NO TE AVASALLEN

 

Temas relacionados: