Menú

Retribuciones 2014: Andalucía imparable

Con esto de los recortes hay historias que contamos todos e historias que sólo algunos contamos. La historia que contamos todos es bien conocida. Desde 2010 el gobierno central y los gobiernos autonómicos se ensañaron con el sueldo de los funcionarios, convirtiéndonos en el chivo expiatorio de una crisis que los mismos políticos que nos recortaban habían contribuido a agravar. Entre 2009 y 2012 los profesores perdimos de media en España más de un 10 % de nuestro sueldo bruto. No ha habido un año tan negro como el 2012, pero cada mes que seguimos cobrando por debajo de lo que nos corresponde, cada mes que siguen sin devolvernos lo que se nos sustrajo, sigue engordando la cuenta de lo que se nos debe. Y eso es sólo el sueldo bruto. A ello debemos restar las retenciones, en constante aumento, y la pérdida de poder adquisitivo por el incremento general del IPC y la escalada de precios regulados como los de la gasolina o la electricidad.

Esa es la historia que todos contamos, y que debe ser contada una y otra vez para que no nos hagan olvidarla. Pero otra historia sólo la contamos algunos. Y lo que duele es que los responsables de esta otra historia tratan de venderse como nuestros defensores mientras nos usan de primos en una segunda estafa. Y la historia es que los recortes y la crisis no han afectado a todos los profesores españoles por igual, sino que han sido más duros con quienes ya cobrábamos menos: los profesores andaluces.

Es fácil verlo con las dos gráficas que presentamos. En la gráfica 1 vemos algo a lo que estamos habituados. Si tomamos un caso tipo, en este ejemplo un profesor Tutor de ESO con 10 años de experiencia, el salario bruto anual andaluz en 2014 sigue estando a la cola de España, siendo superior sólo al salario del profesor gallego.

Gráfica 1

Quizá no estamos tan habituados a ver lo que aparece en la gráfica 2. En este caso analizamos cómo el salario andaluz ha evolucionado desde 2008 con respecto a la media española. La línea horizontal representa la media estatal cada año y en cada uno de los cuatro casos-tipo contemplados. Las cuatro líneas descendentes reflejan el porcentaje que representa con respecto a la media española el salario de los profesores andaluces en los cuatro casos. Lo que vemos es que el salario del profesor andaluz, que ya estaba por debajo de la media estatal antes de la crisis, ha ido desplomándose cada año que pasaba con respecto a dicha media. A tal punto que en 2014 está entre un 7 y un 8 % por debajo de la media española. No es poco dinero: la suma ronda los 2.400-3.000 euros según el caso.

Gráfica 2

¿Y eso por qué? Primero, porque no hemos contado con medidas paliativas de los recortes como sí han tenido en otras comunidades, como Extremadura, Navarra y País Vasco, que anticiparon las siguientes pagas extras para paliar la pérdida de la extra de diciembre de 2012. Segundo, porque sólo Andalucía, Galicia y Cataluña han llegado al extremo de reducir a 0 (excepto para los maestros) las pagas adicionales autonómicas. Tercero, porque mientras algunas comunidades comienzan a suavizar algunos de sus recortes, como ha ocurrido incluso en Valencia con la recuperación de parte de lo perdido en sexenios, el gobierno andaluz sigue empeñado en mantener sus recortes al 100%.

En otras palabras, los recortes han aumentado la desigualdad: los profesores más pobres somos ahora más pobres, no sólo en términos absolutos, sino con respecto a otros profesores. APIA no puede tolerar una injusticia social que se ceba en nosotros, por lo que exigimos, no sólo la devolución de todo lo que el gobierno central y el gobierno andaluz nos ha quitado desde 2010, sino la equiparación salarial del profesor andaluz con la media estatal. ¿Alguien cree que no es una reivindicación justa? ¿No podemos ir todos juntos por esa vía?

Versión para imprimir

 

Temas relacionados: