Menú

Repercusión de las concentraciones de protesta del 29 de enero

El jueves pasado día 29 tuvieron lugar las anunciadas concentraciones reivindicativas en defensa de nuestros salarios, por la recuperación de las 18 horas lectivas semanales y la subsiguiente contratación de los interinos despedidos, por el desmantelamiento de esa llamada “administración paralela” que parasita los recursos que bien debieran emplearse en la enseñanza pública y, en definitiva, por la dignificación de la profesión docente en Andalucía.

Los actos de Málaga y de Sevilla han despertado desde sus inicios una enorme expectación entre docentes y funcionarios andaluces, en su mayoría hastiados por el continuo maltrato laboral que las administraciones ejercen sobre ellos y a la vez profundamente desencantados con el modelo sindical imperante, algo manifiesto en las pasadas elecciones de diciembre y confirmado una vez más en el inmovilismo mostrado por el establishment sindical frente los recientes recortes y maniobras de la Junta de Andalucía con nuestros salarios.

En este contexto APIA se ha sumado a las convocatorias y puesto todos los recursos a su disposición para que tuviesen lugar. Hoy contemplamos con humildad y satisfacción que esta aportación fue útil y que junto a la presencia de otras organizaciones y, especialmente, de quienes a título personal allí acudieron, se pudo hacer oír la voz y demandas de los docente andaluces ante los medios de comunicación y el numeroso grupo de personas que por tan emblemáticos lugares discurrieron mientras duraron los actos.

Varias lecciones pueden extraerse del día 29. Por ejemplo, que escuchar a la gente importa más que el discurso de las siglas, y que la acción espontánea y colectiva tiene más proyección de futuro que las estrategias diseñadas por los aparatos burocrático-sindicales. Por lo tanto, es momento de seguir aglutinando fuerzas y plantearnos la pasada jornada del día 29 sólo como un primer paso, porque las reivindicaciones laborales están igual de vivas que hace tres días.

Los periódicos ABCLa RazónEl Mundo y SUR también recogen la noticia.