Menú

APIA recurre la base 11º de las oposiciones de maestros

APIA recurre ante el T.S.J.A. la base undécima de las oposiciones al cuerpo de maestros

El  recurso ante la jurisdicción contencioso-administrativa se plantea contra la base 11ª de la Orden de 23 de marzo de 2015, por la que se efectúa la convocatoria del proceso selectivo, por una posible vulneración de la Ley Orgánica de Educación.

Linares (Jaén), 11 de junio de 2015.- La Asociación de Profesores de Instituto de Andalucía (APIA) ha interpuesto recurso contra la base undécima de la Orden de 23 de marzo de 2015, por la que se efectúa convocatoria de procedimiento selectivo para el ingreso en el Cuerpo de Maestros, por medio de la cual se permite a los participantes en el procedimiento selectivo solicitar puestos de los cursos primero y segundo de la Enseñanza Secundaria Obligatoria, en abierta contradicción con el contenido de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación (LOE). En efecto, la LOE impide el acceso a la enseñanza secundaria al personal docente del cuerpo de maestros, con la única excepción de aquel que se encontrara habilitado a fecha de octubre de 2000, en aplicación de la disposición transitoria cuarta de la Ley 1/1990, de 3 de octubre (LOGSE).

En declaraciones del presidente de APIA, Manuel Fernández, “ni que decir tiene que ninguno de los participantes en el procedimiento selectivo puede estar materialmente habilitado para impartir docencia en los curso 1º y 2º de la ESO, dado que el procedimiento legal concluyó el año 2000, por lo que resulta completamente temerario que la base undécima impugnada se lo permita”. Como queda literalmente establecido, tanto por la transitoria cuarta de la LOGSE, como por la disposición transitoria primera de la LOE, únicamente aquellos maestros que en su día (con anterioridad a la finalización del periodo de habilitación) fueron adscritos al entonces primer ciclo de la ESO, pueden seguir optando a ocupar vacantes en los curso 1º y 2º de la enseñanza secundaria obligatoria, al objeto de ejercer su derecho a la movilidad. La base impugnada, por tanto, atenta contra el legítimo derecho de los profesores de secundaria (PES) a ocupar unas vacantes que, en caso de perpetrase tamaña irregularidad, quedarán fuera de su alcance, causándole de esta forma un evidente perjuicio de muy difícil o imposible reparación. La disposición contra legem de la Consejería acarreará, además, un evidente daño al servicio público educativo, cuyas negativas consecuencias sufrirán sus directos usuarios, los alumnos y sus padres o tutores legales.

Versión para imprimir.