Menú

De vergüenza

(Nota de prensa de APIA sobre la reclamación del complemento de los maestros adscritos a la ESO)

¿QUIÉN DEFIENDE REALMENTE LOS INTERESES DE LOS PROFESORES DE INSTITUTO?

La Asociación de Profesores de Instituto de Andalucía (APIA), quiere salir al paso del oportunismo de algunos de los sindicatos mayoritarios (como CSIF o CCOO), que en su día no apoyaron la extensión del complemento de los maestros adscritos al primer ciclo de la ESO a todos los profesores de secundaria en sus mismas circunstancias, y ahora pretenden convertirse en sus genuinos defensores. Las actas de las Juntas del personal Docente de Granada dan buena prueba de la oposición frontal , cuando no de una abstención cómplice, que entonces mantuvo la mayoría de sus miembros a la propuesta de APIA (nada menos que 22 votos en contra y 10 abstenciones), en lógica consonancia con su defensa exclusiva de los intereses de un sector determinado de la enseñanza no universitaria, que no es precisamente el de la enseñanza secundaria. APIA, entonces se quedó sola (tres votos) defendiendo lo que muchos tribunales, después, han declarado ajustado a derecho.

Entonces, y ahora, la reclamación de APIA estaba suficientemente fundamentada (y así lo hacíamos saber en un documento pasado) en la conocida sentencia, en interés de ley, de la Sala de lo contencioso-administrativo del Tribunal Supremo, de 18 de junio de 2009, que ha sido ratificada en variadas sentencias de distintos tribunales de lo contencioso-administrativo de Granada, a instancias de APIA. No hay constancia alguna de que estos repentinos defensores de la legalidad hayan instado nunca en las mesas de negociación donde están presentes a que la Consejería extendiera dicho complemento a los profesores de secundaria. Más bien al contrario, han puesto sordina a cuantas iniciativas ha promovido APIA en este sentido (como la planteada ante el pleno de la Junta de Personal Docente de Granada), mostrando absoluta complacencia con la inicua actuación de la Consejería.

En base a ello, APIA se dispone a ejercer ante la Consejería de Educación el derecho de petición, constitucionalmente reconocido, a fin de que se acabe con esta situación injusta que discrimina, como no, a los profesores de secundaria. Una situación que siempre ha contado con la anuencia, o cuando menos la pasividad, de los sindicatos representados en la Mesa Sectorial, incluidos los que ahora van por ahí reclamando un derecho que antes negaron.

En todo caso, y dado que estos sindicatos parecen decididos al fin a defender los intereses de los profesores de instituto, le instamos a que hagan lo propio en lo que respecta a los dos sexenios que la Junta, con la que negocian frecuentemente, ha decidido detraer de las dos pagas extra adicionales, de junio y diciembre de este año, de los profesores de secundaria, en contra del tratamiento dado a los maestros (a los que se les ha respetado). No tenemos la menor constancia de que se hayan opuesto a este trato claramente discriminatorio, que atenta contra el artículo 14 de la Constitución Española, aunque quién sabe, dentro de unos años puede que se atrevan.

APIA se dispone igualmente a reclamar de la Consejería de educación el mismo trato dispensado a los maestros, en lo que a este nuevo agravio se refiere. Y quiere advertir a todos los profesores, ante la campaña iniciada por los sindicatos conversos, que se anden con cuidado porque las posibilidades de extender las sentencias estimatorias que APIA ha obtenido en Granada (una posibilidad que están barajando) son escasas o nulas después de sendos pronunciamientos del TSJA y el propio Tribunal Supremo, que en su día se dictaron con respecto al complemento nivelador de los catedráticos; con el agravante, además,  de la posibilidad de ser condenados en costas, después de la modificación de la jurisdicción contencioso-administrativa que tuvo lugar en 2011. 

[extracto del acta del pleno de la Junta de Personal Docente de Granada]