Menú

A la consejera no le gustan los ránkings: tiene motivos

El Ministerio de Educación ha hecho públicos recientemente los últimos datos globales sobre la Enseñanza en España (Las cifras de la educación en España 2010/2011). Del análisis de los mismos se comprende el rechazo que nuestra Consejera de Educación, Mar Moreno, muestra hacia los ránkings.

Andalucía no despega; no es que esté en el pelotón de cola, es que en muchos casos ejerce de coche escoba.

RESULTADOS EDUCATIVOS: NIVEL FORMATIVO DE LA POBLACIÓN JOVEN ANDALUZA

Los jóvenes andaluces, formados bajo la larga etapa de leyes educativas y gobiernos socialistas en Andalucía, se encuentran entre los peor formados de este país. Y no nos referimos únicamente a los resultados obtenidos – y de sobra conocidos - en las pruebas internacionales como PISA (secundaria) o PIRLS (primaria). Las grandilocuentes palabras de los responsables políticos andaluces sobre la importancia de la educación se desmoronan a la vista de los datos.

LA SECUNDARIA:

  • Tasa de idoneidad a los 15 años(2011): casi la mitad de los alumnos que llegan al final de la ESO lo hacen con retraso; únicamente el 56,6 % ha progresado en la educación obligatoria de acuerdo a su edad. Compárese con el 73,7 de vascos que lo consiguen; nos consolamos con la compañía de Baleares, Canarias, Castilla-La Mancha y Murcia.

  • Tasa bruta de Graduados en ESO (2010): En Andalucía obtuvieron el título de ESO el 73% del total de alumnos matriculados en el último curso; esta tasa es casi 15 puntos más baja que en Cantabria (87,7), que muestra el mejor dato del país. Acompañan a Andalucía en el pelotón de cola otras comunidades del sur: Baleares, Canarias, Castilla-La Mancha, Valencia y Murcia.

  • Abandono escolar temprano: población de jóvenes de 18-24 años que ni ha completado la enseñanza postobligatoria ni sigue ningún otro tipo de formación; aquí somo campeones, el 32,5%, el peor dato de todas las comunidades; el mejor, Navarra con el 12%, casi tres veces menos. Este es uno de los índices de la Estrategia de Lisboa para la convergencia entre los países miembros de la UE; la media europea actual está en el 13 % y el objetivo es conseguir un máximo del 10% para 2020. ¿Cómo conseguiremos reducir esta escandalosa cifra?.

EL BACHILLERATO:

  • Repetidores en Bachillerato: en los centros públicos andaluces repiten curso el 27,4 % de los alumnos de 1º de Bachillerato; cifra escandalosa, teniendo en cuenta que es un 10% más que el siguiente peor situado, Baleares, y el 20% más que el mejor, Navarra.

  • Tasa bruta de Graduados en Bachillerato (2010): consiguieron el título el 43,9 de los estudiantes andaluces, algo más que valencianos y baleares; en los tres casos, muy alejados del 67,7 alcanzado en Navarra. Es decir, fracasan más de la mitad de los alumnos de Bachillerato.

  • Nivel de formación de los jóvenes: es posible que, como se repite constantemente, tengamos las generaciones de jóvenes mejor formadas de nuestra historia; lo que es seguro es que no son las mejor formadas del país. Únicamente la mitad (55,2%) de la población andaluza de 20-24 años cuenta con, al menos, título de secundaria postobligatoria: el peor dato nacional. Nuevamente Navarra lidera el ránking: 80,2 %. Otro de los índices de la Estrategia de Lisboa: en 2020 debe alcanzarlo el 85%.

  • Modalidades de Bachillerato: los alumnos andaluces sienten una especial predilección por las Humanidades y CC Sociales: eligen esta opción el 56%, más que en ninguna otra comunidad. Conociendo los perfiles del alumnado de las distintas modalidades, saquen ustedes las conclusiones.

LA PRIMARIA:

Aquí si estamos junto a las comunidades que mejores resultados obtienen en el resto de los índices: tenemos una excelente primaria; al menos eso dicen las cifras de alumnado que la completa a su edad, los 12 años: el 83%.

Lástima que esta excelencia no tenga continuidad: casi la mitad de estos alumnos, el 43%, repite en el primer ciclo de la ESO, más que en ninguna otra comunidad. Aquí debe haber gato encerrado. O el profesorado de secundaria en Andalucía es el más estricto del país o....¿el Plan de Calidad?

GASTO EN EDUCACIÓN

En el año 2010 el Estado español destinó a Educación el 5,03 del PIB. Andalucía contribuyó con una parte sustancial de dicho gasto; en concreto, la aportación andaluza representó el 16,1% de los más de 36 mil millones de euros de gasto estatal en la enseñanza no universitaria.

Teniendo en cuenta su tamaño, es razonable su mayor contribución; lo que resulta menos razonable es la distribución del mismo. Frente a ese 16 %, el gasto andaluz en Educación Especial representa el 25,1% del total nacional; en Educación Compensatoria, el 48,2% del total y en Investigación Educativa, la bonita cifra del 83,7% de todo lo gastado en el conjunto del Estado.

Tenemos los peores resultados pero no será por falta de expertos: investigamos (?) en educación mucho más que nadie: la Consejería de Educación destina a este capítulo el 1,5 % de su presupuesto total, cinco veces más que la media nacional. Curiosas prioridades si tenemos en cuenta que es la Comunidad con menor gasto por alumno público no universitario: 5.311 euros; la mitad que el País Vasco (10.695) y lejos de la media nacional (6433 ).

La mezcla de ineptitud, delirios psicopedagógicos y silencio cómplice está provocando una enorme estafa a generaciones de jóvenes andaluces. Mientras tanto, la Consejera y sus palmeros sindicales se indignan por las “reválidas tardofranquistas” y la Educación para la Ciudadanía.

 

Temas relacionados: